ANALYSIS LABORATORY
AGRI-FOOD AND ENVIRONMENTAL

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand

Covid-19: La ONU y la OMC alertan ante el riesgo de una crisis alimentaria mundial

Los dirigentes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), emitieron, recientemente una declaración conjunta, en la que alertan de un riesgo de crisis alimentaria mundial en caso de una oleada masiva de restricciones a la exportación.

Frente a esta posibilidad, la FAO ha establecido una hoja de ruta con el fin de mitigar las repercusiones sobre la agricultura y los sistemas alimentarios mundiales.

Debido a las perturbaciones de los mercados de los productos agrícolas, de la falta de mano de obra en los campos o incluso de la protección deficiente de los trabajadores del sector agroalimentario frente al coronavirus, los dirigentes de las tres organizaciones multilaterales, Qu Dongyu de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Tedros Adhanom Ghebreyesus de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Roberto Azevêdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), advierten, en un comunicado común contra un riesgo de crisis alimentaria mundial.

Estos subrayan que “las incertidumbres sobre la disponibilidad de alimentos pueden desencadenar una ola de restricciones a la exportación, generando escasez en el mercado mundial”. Además, precisan que “estas reacciones pueden contribuir a alterar el equilibrio entre el abastecimiento alimentario y la demanda, dando lugar a aumentos de precios y una mayor volatilidad de los mismos. Las poblaciones más vulnerables y en situación de inseguridad alimentaria serán las más afectadas.”

Por otro lado, Qu Dongyu, director general de la FAO, indicó que “es importante garantizar que las cadenas de valor alimentarias no sufran perturbaciones y que sigan funcionando favoreciendo la producción y la disponibilidad de una alimentación sana, diversificada y nutritiva”. Además, aseguró que, por el momento, los mercados alimentarios mundiales están bien abastecidos”.

Un plan de urgencia para garantizar el abastecimiento alimentario

Para mitigar las repercusiones sobre la agricultura y los sistemas alimentarios mundiales, la FAO, a través de su economista jefe, Máximo Torero Cullen, propone a los países un marco de trabajo con el fin de poner en marcha planes coherentes y sólidos.

En esta hoja de ruta, éste subraya principalmente la importancia de mantener el comercio alimentario mundial, en particular, para los países importadores de productos alimentarios básicos (países africanos, principalmente) que son especialmente vulnerables en caso de desaceleración del volumen comercial y de devaluación monetaria. Además, precisa que, con este fin, “habrá que impedir las políticas proteccionistas, que se manifestaron bajo la forma de un aumento de las tasas a la exportación o por prohibiciones directas a la exportación durante la crisis de los precios de los productos alimentarios en 2008”.

Asimismo, la FAO indicó que es importante mantener intactas las cadenas de abastecimiento, y precisó que “es a la vez una cuestión de asequibilidad pero también de disponibilidad y accesibilidad”.

Fuente: agropopular.com