ANALYSIS LABORATORY
AGRI-FOOD AND ENVIRONMENTAL

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand

¿Es necesario hacer controles analíticos de coronavirus en superficies y envases?

Como hemos reiterado en diversas noticias publicadas en nuestra web, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha comunicado que actualmente no existen evidencias de que los alimentos sean una fuente o una vía de transmisión probable del coronavirus, y está realizando un seguimiento estrecho de la situación.
 
Así nos lo confirma Enrico Frabetti, Director de Política Alimentaria, Nutrición y Salud de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB): "Ninguna institución científica a nivel internacional ha confirmado que este virus esté relacionado con la alimentación. No obstante, las empresas del sector están extremando sus medidas de higiene. Ya contaban con unos niveles de seguridad muy altos, pero están incorporando protocolos especiales para garantizar la salud de los trabajadores, y para asegurar el abastecimiento de la población, ya que su interrupción podría suponer un problema muy serio tanto para la propia empresa, como para el conjunto de la sociedad". En este sentido, podemos recordar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los trabajadores del sector alimentario.
 
Respecto a la duda acerca de si resulta necesario aplicar métodos analíticos de detección de presencia de coronavirus en superficies y/o envases, el técnico de FIAB nos explica que actualmente no es una cuestión que hayan planteado a sus asociados, ya que, como indicaba, no es un virus que se transmita por los alimentos, así que en ese sentido la seguridad de los consumidores está garantizada por completo. Más aún, Enrico Frabetti nos apunta que la producción de determinados alimentos se realiza en cámaras blancas que son totalmente asépticas, por lo que en ellas el virus no puede sobrevivir.
 
Dicho esto, lo que sí resulta fundamental para reducir contagios es extremar las medidas de higiene personal de todas las personas que intervienen en los diversos eslabones de la cadena agroalimentaria, hasta llegar al consumidor. Se trata de las medidas ya conocidas, entre las que destaca mantener la distancia y lavarse las manos con frecuencia.
 
Una vez que llegamos al consumidor, es clave adoptar estas mismas medidas de higiene personal, que podemos encontrar en las recomendaciones para hacer la compra del Ministerio de Sanidad. "Una duda frecuente es si es necesario limpiar los productos que se han comprado, y esto puede conllevar riesgos: si por ejemplo se decide limpiar con lejía un producto envasado con un material poroso, esto supone un riesgo para la salud", advierte Enrico Frabetti. "Reitero que debemos seguir las recomendaciones oficiales, sustentadas por las evidencias científicas disponibles hasta el momento", asegura el experto.

Fuente: revistaalimentaria.es