LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Plásticos biodegradables para alimentos a partir de bacterias que reducen el uso del petróleo

El profesor de Ciencia de los Materiales del Departamento de Ingeniería de Sistemas Industriales y Diseño de la UJI Luis Cabedo destaca que la característica principal del nuevo producto para el envasado sostenible de alimentos es que estará fabricado, en su mayor parte, «con un tipo de plástico que no se produce con derivados del petróleo, sino con bacterias, obtenidas de subproductos de la industria alimentaria, como el suero lácteo o el desecho del proceso de prensado de frutas para obtener zumos». De esta manera, los nuevos recipientes para alimentos no únicamente evitarán la generación de residuos, sino que «ayudarán a reducir las emisiones de efecto invernadero provocadas por la combustión de recursos fósiles mediante la disminución de la huella de carbono de este sector», agrega el investigador, a su vez, integrante del Seminario Permanente de Investigación en Cambio Climático de la UJI.

El proyecto europeo YPACK financiado por el programa H2020 tiene el objetivo de validar dos soluciones innovadoras y biodegradables para el envasado de alimentos basadas en el uso de polihidroxialcanoatos (PHA). Los PHA son un tipo de plásticos que se obtienen a partir de bacterias; por tanto, su origen es 100% renovable y son completamente biodegradables y compostables. Además, se pueden obtener a partir de residuos de la industria alimentaria y, en consecuencia, constituyen un ejemplo claro de economía circular. «Estos materiales tienen propiedades adecuadas para la fabricación de envases, pero todavía presentan limitaciones para su implantación», comenta Cabedo.

Ambas soluciones se desarrollarán para mantener o extender la vida útil de los productos alimenticios, reducir el desperdicio de alimentos y minimizar el impacto ambiental de los envases, pero teniendo en cuenta las tendencias del mercado. Los resultados serán probados y validados en productos frescos, como carne, frutas y verduras y pasta fresca, algunos de los generadores más importantes de desperdicios de alimentos. YPACK está alineado con la estrategia de economía circular de la UE, que incluye el uso de subproductos de la industria alimentaria sin procesar, estudios de análisis de ciclo de vida (ACV), reciclado y biodegradabilidad de los envases, tratando de reducir el desperdicio de alimentos. El proyecto se construye de acuerdo con las directrices de investigación e innovación responsables de la Comisión Europea.

Por otra parte, la Fundación Dávalos Fletcher de Castelló ha concedido recientemente una ayuda para investigación al grupo dirigido por el profesor Luis Cabedo. Este proyecto tiene el objetivo de desarrollar un material para la fabricación de productos plásticos desechables como es el caso de vasos, platos, pajitas o cubertería desechable que sea biodegradable y de origen renovable. Esta financiación se destinará a sufragar el estudio necesario para desarrollar una composición adecuada y evaluar su biodegradación en condiciones de compostaje y en el medio marino de la provincia de Castelló.

Luis Cabedo Mas es profesor del Departamento de Ingeniería de Sistemas Industriales y Diseño, investigador del Grupo de Polímeros y Materiales Avanzados (PIMA) y coordinador para la UJI de la Unidad Asociada UJI-CSIC Tecnología de Polímeros. Su tarea investigadora se ha centrado en los materiales plásticos para el envasado alimentario y los materiales para la generación de energía limpia. En la actualidad, su investigación está dirigida al desarrollo de materiales plásticos biodegradables que puedan sustituir a los plásticos convencionales. A su vez, Cabedo forma parte del Seminario Permanente de Investigación en Cambio Climático de la Universitat Jaume I. (Fuente: UJI/DICYT)

Fuente:noticiasdelaciencia.com