LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Pulseras personalizadas vigilan la radiación ultravioleta que llega a tu piel

Vigilar nuestra exposición a los rayos ultravioletas (UV) a lo largo del día pronto se podría realizar de forma sencilla mediante pulseras, cintas del pelo y pegatinas que incorporen sensores como el desarrollado por investigadores de la Universidad RMIT (Australia) y la Universidad de Granada (UGR). De esta forma podríamos evitar los efectos nocivos del sol y controlar la absorción de la vitamina D.

El dispositivo incorpora un líquido invisible de polioxometalato, que se colorea cuando incide la radiación ultravioleta. Esta tinta se puede imprimir sobre papel e incorporar a pulseras desechables donde, mediante emoticonos con cuatro tipos de cara (de la más alegre a la triste), se indica que se ha superado un 25%, 50%, 75% y 100%, respectivamente, los límites de exposición solar UV considerados seguros para un individuo en particular.

“Se trata del primer sensor que mide las distintas radiaciones que componen el ultravioleta (A, B y C)”, explica a Sinc José Manuel Domínguez-Vera, investigador de la UGR y coautor del trabajo, publicado en la revista Nature Communications.

Estos tres tipos de radiación difieren por su longitud de onda y afectan de distinta forma a la piel. Así, los rayos UVA, como el de las cabinas bronceadoras, son menos energéticos que los UVB, causantes principales de las quemaduras y cáncer de piel; mientras que los rayos UVC apenas atraviesan la atmósfera. 

Un sensor personalizado

Además, el sensor se puede adaptar para cada tipo de piel, cuya tonalidad influye tanto en los daños que puede causar la radiacion UV (quemaduras solares, signos prematuros de envejecimiento, arrugas, melanomas, ceguera...) como en la absorción de vitamina D. Para ello los investigadores utilizan tablas generales de tipos de piel numeradas del I (piel blanca norteeuropea) al VI (negra negra).

La piel clara tipo I tolera una quinta parte de la exposición a los rayos UV que la negra tipo VI antes de que se produzcan los efectos nocivos. Por contra, las pieles más oscuras requieren más tiempo de exposición al sol para absorber cantidades saludables de vitamina D.

Los autores destacan lo importante que es conocer las necesidades de exposición solar diaria de cada uno y que el sensor se pueda personalizar, a diferencia de otros más genéricos. Enfermedades como el lupus y muchos medicamentos aumentan la fotosensibilidad de nuestra piel y reducen nuestra capacidad para absorber vitaminas a través de la dieta, lo que incide en la importancia de controlar nuestros umbrales de exposición al sol de forma individual.

Domínguez-Vera apunta otra ventaja del dispositivo: “Es de varios usos, pudiendo detectar una primera radiación y luego otra. El reactivo que marca el agotamiento del sensor es el ácido láctico, pero estamos viendo que si la parte de sensor de la pulsera esta en contacto con la piel, el uso se extiende enormemente porque el sudor contiene láctico”.

Material educativo e industrial

Según los investigadores, el diseño de estos "sensores UV de bajo costo y amigables para los niños" también facilitará su uso como material educativo, con el que se podrá concienciar sobre los peligros del sol y cómo tomar medidas para evitarlos.

Por otra parte, el avance tiene aplicaciones más allá del sector de la salud, ya que con el tiempo los rayos UV pueden tener efectos perjudiciales en la vida útil de muchos productos industriales y de consumo.

Monitorizar la exposición a la radiación UV podría ayudar a mejorar la seguridad y fiabilidad de multitud de materiales, incluyendo vehículos y equipamiento militar, con el consiguiente ahorro potencial de costes.