LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Primera prueba científica de los efectos beneficiosos de la fruta según la procedencia y estacionalidad

En este contexto, el grupo de investigación en Nutrigenómica del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV, en colaboración con la Unidad de Nutrición y Salud del Centro Tecnológico de Cataluña Eurecat (Catalunya, España), ha evidenciado, por primera vez, que el consumo de una misma variedad de fruta tiene unos efectos sobre la salud diferentes en función de la estacionalidad. En concreto, ha demostrado como el consumo de cereza puede alterar el reloj molecular del tejido adiposo en función de si se consume en la época del año que corresponde o si se consume fuera de temporada. Los mamíferos, y por lo tanto los humanos, tenemos un mecanismo llamado reloj molecular que nos permite adaptar el metabolismo de nuestras células en función de la estación del año en la cual nos encontramos. Los investigadores han observado que la alteración de estos relojes moleculares podría relacionarse directamente con un aumento en el riesgo de sufrir algunos de los trastornos metabólicos asociados con la obesidad y sobrepeso si coinciden a la vez con una dieta poco saludable y con un alto contenido en azúcares y grasas. Es decir, que comer esta fruta fuera de temporada puede incrementar, todavía más, este riesgo. Los resultados de esta investigación se han publicado recientemente en la revista internacional sobre nutrición humana Nutrients y The Journal of Nutritional Biochemistry.

Por otro lado, y de manera casi simultánea, los investigadores de la URV han publicado un segundo artículo científico en la revista Scientific Reports, del grupo Nature, que muestra como el consumo de cereza y de uva ayuda a las neuronas a reconocer más eficientemente las señales químicas que, como la leptina, modulan la hambre y el metabolismo de las grasas. Este trabajo, presentado en Lisboa el viernes pasado en el marco del congreso internacional “Food Bioactives & Health” pone sobre la mesa por primera vez como la señalización de la leptina en estas células del cerebro se produce de forma diferente en función de la estación del año en la cual se consumen las frutas.

Los autores de estos dos estudios consideran que los resultados obtenidos son una consecuencia directa del contenido específico de compuestos fenólicos que tiene cada fruta en función del área geográfica donde se han producido, de las condiciones de cultivo utilizadas y del estado de madurez en que se han cosechado . Por lo tanto, los investigadores de la URV creen que como que las personas tenemos la capacidad evolutiva de “reconocer” (desde un punto de vista bioquímico) el contenido y la concentración de compuestos fenólicos de los alimentos que comemos, el consumo de fruta de temporada y proximidad repercute directamente en una mejor adaptación al medio donde vivimos y, en consecuencia, modula el reloj molecular de nuestros órganos más importantes en armonía con el entorno donde nos encontramos. En cambio, el consumo de fruta de procedencia lejana nos mujer señales del área de donde proviene, pero no de la nuestra, de forma que el suyo genera una discrepancia entre las señales bioquímicas indicadas por estos compuestos fenólicos y las condiciones reales de nuestro entorno.

Para llevar a cabo estas investigaciones, se han usado frutas locales de diferentes épocas del año seleccionadas específicamente por su alto contenido en compuestos fenólicos (polifenoles) como, la uva o la naranja de la temporada de invierno y la cereza o el albaricoque de la temporada de verano. Además, los investigadores han utilizado unas ratas muy especiales, llamadas Fischer 344, que se caracterizan porque son muy sensibles a los ciclos de luz/oscuridad. De este modo los investigadores han podido reproducir en el laboratorio las condiciones de luz y oscuridad características de los meses de invierno (6 horas de luz y 18 horas de oscuridad) y de verano (18 horas de luz y 6 horas de oscuridad) para estudiar el efecto de estas frutas sobre la adaptación fisiológica y metabólica de los animales a cada estación del año.

Esta investigación se enmarca en el proyecto de investigación PECT Nutrisalt (Proyectos de especialización y competitividad territorial) impulsado por el Ayuntamiento de Reus y con la implicación de los agentes de I+D+I del territorio: la URV, la Fundación URV, EURECAT y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA). Se trata de un proyecto orientado a la transformación y dinamización del sector agroalimentario alrededor de la innovación, la salud, la economía verde y la internacionalización. También recibe la colaboración del tejido empresarial, de manera especial desde el clúster de Nutrición y Salud AINS, y de diferentes ayuntamientos del Camp de Tarragona. Con un plan de actuación que tiene como horizonte el 2020, dispone de un presupuesto de cerca de dos millones de euros, cofinanciados al 50% con fondos del programa FEDER de Cataluña y con un 25% por la Diputación de Tarragona. El resto lo aportan las instituciones implicadas en el proyecto. (Fuente: URV)

Fuente:noticiasdelaciencia.com