LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Cómo generar plantas resistentes a la sequía sin perjudicar a su crecimiento

Los expertos hace tiempo que avisan que para garantizar la disponibilidad de alimentos será necesario utilizar variedades vegetales que sean productivas en condiciones de sequía.

Ahora, un equipo liderado por la investigadora del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) (España) Ana Caño-Delgado ha logrado plantas más resistentes a la sequía modificando la señalización de las hormonas esteroides vegetales, llamadas brasinoesteroides. El estudio, que se publica en la revista Nature Communications, es el primero en encontrar una estrategia para incrementar la resistencia de la planta al estrés hídrico sin perjuicio del crecimiento.

Ana Caño-Delgado lleva más de 15 años estudiando como los esteroides vegetales, los brasinoesteroides, regulan el desarrollo y el crecimiento de la plantamodelo por excelencia, la Arabidopsis thaliana. Se conoce que estas fitohormonas se unen a distintos receptores de las membranas celulares, provocando una cascada de señalización dentro la célula que terminará produciendo efectos como la elongación o la división celular.

Los descubrimientos del equipo de Ana Caño-Delgado abren una puerta a la obtención de plantas más resistentes a la sequía. (Foto: Olga Moreno Pradas, CRAG)

Desde el año 2016 y gracias a un proyecto financiado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC, de las siglas en inglés), su laboratorio utiliza este conocimiento para encontrar estrategias para incrementar la resistencia de las plantas a la sequía. Modificando la señalización por brassinoesteroides, los investigadores habían logrado hasta el momento plantas de arabidopsis más resistentes a la sequía, pero debido a la acción compleja de estas hormonas sobre el crecimiento de la planta, las plantas resistentes al estrés hídrico eran mucho más pequeñas que las respectivas controles.

En el trabajo que se publica ahora en Nature Communications, los investigadores han estudiado la resistencia a la sequía y el crecimiento de plantas de Arabidopsis thaliana con mutaciones en los distintos receptores de brasinoesteroides. Gracias a este estudio detallado, los investigadores han descubierto que las plantas que sobre-expresan el receptor de brasinoesteroides BRL3 en el tejido vascular son más resistentes a la falta de agua que las plantas control y que, a diferencia de los otros mutantes, no presentan defectos en su desarrollo y crecimiento.

“Hemos descubierto que modificando la señalización de brasinoesteroides solo de manera local en el sistema vascular, logramos que la planta sea más resistente a la sequía y crezca igual que las plantas no modificadas”, explica Caño-Delgado.

Así, los investigadores del CRAG en colaboración con investigadores de Europa, los Estados Unidos y Japón, analizaron los metabolitos de las plantas modificadas genéticamente y evidenciaron que las arabidopsis con más receptor BRL3 producían más metabolitos osmeoprotectores (azucares y prolina) en las partes aéreas y en las raíces en condiciones de riego normales.

Cuando estas plantas fueron expuestas a condiciones de sequía, estos metabolitos protectores se acumularon rápidamente en las raíces, protegiéndolas de la desecación. De esta manera, la sobre-expresión del receptor BRL3 prepara a la planta para la situación de sequía -efecto “primado”- , lo que se puede comparar con el efecto de las vacunas, que preparan el cuerpo para hacer frente a patógenos.

Si bien este descubrimiento se ha hecho con una pequeña hierba utilizada como planta modelo, la Arabidopsis thaliana, el equipo de investigación liderado por Caño-Delgado ya está trabajando en aplicar esta estrategia en plantas de interés agronómico, especialmente en cereales.

“La sequía es uno de los problemas más importantes de la agricultura actual. Hasta el momento los esfuerzos que se han hecho en biotecnología para producir plantas más resistentes a la sequía no han sido muy exitosos porque como contrapartida a un incremento a la resistencia a la sequía siempre había una disminución el en crecimiento y productividad de la planta. Parece que finalmente hemos encontrado una estrategia que se podría aplicar y queremos seguir explorándola”, concluye Caño-Delgado.

Fuente:noticiasdelaciencia.com