LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Aumentan un 40% el rendimiento de los cultivos modificando la fotosíntesis

El estudio es parte de 'Realizing Incresed Photosynthetic Efficiency' (RIPE), un proyecto de investigación internacional que está diseñando cultivos que hagan la fotosíntesis de manera más eficiente para aumentar de forma sostenible la productividad alimentaria mundial con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación para la Investigación de Alimentos y Agricultura (FFAR), y el Departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno del Reino Unido (DFID).

Se trata de una modificación genética que hace que la fotosíntesis sea más eficiente en los cultivos, lo que simplifica una operación compleja y costosa en energía que muchas plantas deben realizar durante la fotosíntesis conocida como fotorrespiración.

En las pruebas de campo, un tipo de modificación genética realizada en el tabaco aumentó el crecimiento de las plantas en más del 40%. Según los investigadores, si produce resultados similares en otros cultivos podría ayudar a los agricultores a satisfacer las demandas de alimentos de una creciente población mundial.

"Podríamos alimentar hasta 200 millones de personas adicionales con las calorías perdidas por la fotorrespiración en el medio oeste de los EE. UU. Cada año", ha señalado el investigador principal Donald Ort (líder de GEGC / BSD / CABBI).

Para el profesor Robert Emerson, de Ciencia de Plantas y Ciencias de Cultivos, "recuperar incluso una parte de estas calorías en todo el mundo contribuiría en gran medida a satisfacer la demanda de alimentos en rápida expansión del siglo XXI, impulsada por el crecimiento de la población y las dietas más ricas en calorías".

La simplificación de la fotorrespiración es “un gran paso adelante en los esfuerzos para mejorar la fotosíntesis”, dice Spencer Whitney, un bioquímico de plantas en la Universidad Nacional Australiana en Canberra.

Ahora que la industria agrícola ha optimizado principalmente el uso de herramientas para aumentar el rendimiento, como pesticidas, fertilizantes e irrigación, los investigadores están tratando de microgestionar y mejorar el crecimiento de las plantas diseñando formas para hacer que la fotosíntesis sea más eficiente.

La fotorrespiración es un obstáculo importante para lograr dicha eficiencia. Ocurre en muchas plantas, cuando una enzima llamada Rubisco, cuyo trabajo principal es ayudar a transformar el dióxido de carbono de la atmósfera en azúcares que estimulan el crecimiento de las plantas, accidentalmente extrae una molécula de oxígeno de la atmósfera.

Esa interacción Rubisco-oxígeno, que ocurre aproximadamente el 20% del tiempo, genera el compuesto tóxico glicolato, que una planta debe reciclar en moléculas útiles a través de la fotorrespiración. Este proceso comprende una larga cadena de reacciones químicas que abarcan cuatro compartimentos en una célula vegetal. En total, completar un ciclo de fotorrespiración es como conducir de Maine a Florida a través de California. Ese desperdicio de energía puede reducir los rendimientos de los cultivos en un 20 a 50%, dependiendo de las especies de plantas y las condiciones ambientales.

Mediante el uso de ingeniería genética, los investigadores ahora han diseñado una ruta química más directa para la fotorrespiración que se limita a un compartimento de una sola célula: el equivalente celular de un viaje por carretera de Maine a Florida que se encuentra en la costa este.

El proceso de investigación para que dichas modificaciones genéticas sean aprobadas para su uso a nivel comercial, incluyendo más pruebas de campo, probablemente llevará al menos otros cinco a 10 años, dice Andreas Weber, un bioquímico de plantas en la Universidad Heinrich Heine de Düsseldorf, quien fue coautor de un comentario sobre el estudio que aparece en el mismo número de Science. Mientras tanto, espera que los investigadores continúen intentando diseñar atajos de fotorrespiración aún más eficientes.

Fuente:rica.chil.org