LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Mejor desarrollo de los cultivos intensivos gracias a la diversidad de hongos del suelo

El trabajo de los expertos relaciona el contenido de materia orgánica en el suelo con la obtención de mejores resultados agrarios. “Los sustratos que promueven mayor crecimiento de las plantas presentan un mayor contenido en materia orgánica y, a su vez, son los suelos que mayor cantidad y diversidad de hongos contienen”, señala el investigador de la Universidad de Almería José Ignacio Marín, autor del estudio 'Association of plant development to organic matter and fungal presence in soils of horticultural crops’, publicado en la revista Annals of Applied Biology.

La investigación, financiada en parte poe la cooperativa agrícola Granada La Palma, establece una asociación directa entre la diversidad de organismos fúngicos y el desarrollo de los cultivos. Los expertos han analizado cuatro variables en plantas de pepino y tomate: el incremento del peso seco de la parte aérea y de las raíces, el área de las hojas y la altura de la planta.

Para conseguir el resultado, los científicos estudiaron ejemplares en 40 invernaderos de la provincia de Granada durante cinco años. Analizaron los parámetros físicos y químicos de suelo y los géneros de las comunidades de hongos. En paralelo, evaluaron en macetas el efecto del suelo en plantas crecidas en una cámara de ambiente controlado.

De esta forma, detectaron que una presencia de más del 1,5% de materia orgánica en el suelo de cultivo de tomate obtiene valores significativamente más altos en las cuatro variables analizadas. “Además, la altura de la planta, el peso aéreo seco y el área foliar mostraron correlaciones positivas y significativas con el número total de géneros de hongos”, indica Marín.

En el caso del pepino, los resultados fueron en general similares, excepto en una cuestión. “Las plantas crecidas sobre suelo con materia orgánica superior a 3% lograron valores significativamente superiores en altura de plantas, peso seco aéreo y área foliar que al 1,5%”, añade el ingeniero agrónomo Los resultados del estudio apuntan la incidencia positiva de los microorganismos para mantener y mejorar la fertilidad de los suelos, definida por tres componentes: físico, químico y biológico. “Los abonos minerales no devuelven la fertilidad al suelo es la materia orgánica la que sirve para regenerarlos y llevarlos a un equilibrio donde los gastos sean menores y el enclave permanezca fértil”, añade.

En las últimas décadas, los investigadores han detectado que los monocultivos bajo fertilización intensiva con abonos de síntesis, de origen mineral y sin incorporar enmiendas orgánicas, reducen su rendimiento. Por ejemplo, la producción hortícola en invernadero. Es el fenómeno conocido como fatiga o cansancio de suelo. “Esta pérdida continua de la calidad y fertilidad del suelo agrícola se considera uno de las los mayores desafíos para abordar la seguridad alimentaria mundial”, considera el investigador.

El equipo investigador continúa su trabajo utilizando los restos de cosecha de los invernaderos como añadido orgánico del suelo. Así conocerán su repercusión sobre las comunidades microbianas del sustrato, con la intención de reducir los abonos de síntesis. Ya tuvieron un precedente en esta línea, al comprobar que utilizando los restos vegetales del cultivo de tomate fue suficiente para alcanzar producciones similares a las logradas con abonos químicos de síntesis, sin que cambiase la calidad del fruto.

Fuente: rica.chil.org