LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Tomates nativos “recuperados” por la FAUBA, entre los más sabrosos

Los tomates recuperados obtuvieron más puntos que los comercializados en verdulerías.

Investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) y del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE – CONICET) definieron las 12 variedades de tomate mejores rankeados” que permitirían recuperar el sabor de las variedades que se sembraban hace varias décadas y que hoy se ha perdido.

Si bien los datos aún son preliminares, ya comenzaron a repartir semillas para multiplicarlas y distribuirlas a partir de una plataforma denominada Bioleft, de código abierto.

Nuestro objetivo fue recuperar recursos genéticos que pertenecían al acervo cultural de la horticultura argentina pero que por alguna razón se habían perdido”, explicó Fernando Carrari, investigador del CONICET y profesor de la cátedra de Genética de la FAUBA.

Además señaló que para avanzar con la investigación buscaron semillas que se utilizaban en la Argentina antes del advenimiento de la horticultura moderna, las cuales permanecían conservadas en bancos de germoplasma de Estados Unidos y Alemania.

Estos recursos genéticos no estaban disponibles en nuestro país debido a que los bancos de germoplasma del Estado fueron desfinanciados entre 1980 y 1990. Muchas semillas se perdieron y las que aún se conservan no están catalogadas, por lo cual tampoco están disponibles fácilmente para el ciudadano común”, indicó Carrari.

Tras haber obtenido semillas de 120 variedades diferentes de tomate de los bancos del hemisferio norte, un equipo de investigadores, docentes, productores, alumnos y vecinos voluntarios que se sumaron al proyecto realizó ensayos a campo en parcelas experimentales de la Facultad de Agronomía de la UBA.

Allí evaluaron sus características y las compararon con las que hoy se pueden comprar en una verdulería. Además, llevaron a cabo una convocatoria abierta a la comunidad, para quienes estuvieran interesados en cultivar y multiplicar las semillas.

LA DEGUSTACIÓN

Uno de los aspectos originales de la investigación, que forma parte de la tesis de la carrera de Agronomía de María Paz dos Santos, consistió en testear el sabor de los frutos obtenidos a partir de las muestras de semillas que se recuperaron en los bancos de germoplasma de EE.UU. y Alemania. Para eso, recientemente se realizó una degustación abierta en la Feria del Productor al Consumidor de la FAUBA, en conjunto con el Laboratorio de Tecnología de Alimentos de la misma Facultad.

Carrari destacó que a partir de esta convocatoria lograron reunir a 532 personas que, en sólo un día, testearon los caracteres hedónicos de unas 90 variedades de tomate. Cada uno de esos 532 consumidores probó cinco variedades y les otorgó un puntaje en relación a distintos parámetros. Además, como el objetivo de las pruebas también fue comparar esas muestras de tomates antiguos con los que se comercializan en la actualidad, a un grupo de personas se les dio para probar, sin que lo supieran, tomates comprados en la verdulería.

Así logramos tener una entrada testigo”, explicó el especialista.

Los resultados se colectaron en una gran base de datos que todavía estamos analizando”, informó Carrari, y anticipó que ya cuentan con algunos análisis preliminares que permiten identificar a los tomates por su aroma, sabor y textura.

Al respecto, sostuvo que los resultados del estudio fueron contundentes: la muestra testigo (comprada en la verdulería) fue la peor rankeada, obtuvo un puntaje promedio de 3,9 sobre 10 para el gusto. En cuanto a los tomates recuperados, más del 20% superó un puntaje promedio de 7. El resto de las variedades tuvo resultados de entre 5 y 7 puntos.

El equipo planea repetir la experiencia de la degustación. Además continuarán investigando por qué los tomates de la verdulería obtuvieron un menor puntaje en las pruebas sensoriales, respecto de los frutos antiguos.

Esta última investigación forma parte de la tesis de Agronomía de Ignacio Castro, que apunta a caracterizar la variabilidad genética de estos tomates y la composición metabólica de los frutos en relación a los caracteres que determinan el sabor, relacionándolos con parámetros que fueron evaluados a campo, como el rendimiento, que representa el principal interés de los productores.

Fuente: infocampo.com