LABORATORIO DE ANALISIS
AGROALIMENTARIO Y MEDIOAMBIENTAL

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1. Uso de Cookies

Las “cookies” constituyen una herramienta empleada por los servidores Web para almacenar y recuperar información aportada por sus usuarios. No es más que un archivo de texto que algunos servidores piden al navegador que escriba en su disco duro, con información aportación de las acciones realizadas por la página.

Poseen una fecha de caducidad, que puede oscilar desde el tiempo que dure la sesión incluso una fecha futura especificada, a partir de la cual dejan de ser operativas.

Para mayor información, visite el site del Departamento de Tratamiento de la Información y Codificación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. FITOSOIL utiliza “cookies” para la personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios.

Las “cookies” empleadas por FITOSOIL se utilizan para permitir la identificación de usuarios registrados y no pueden leer datos de su disco duro ni incluir virus en sus textos. Asimismo, FITOSOIL no puede leer las “cookies” implantadas en el disco duro del usuario desde otros servidores.

En este sentido, el usuario pode configurar su navegador para aceptar o rechazar por defecto todas las “cookies” o para recibir un aviso en pantalla de la recepción de cada “cookie” y decidir en ese momento su implantación o no en su disco duro. Para eso le sugerimos consultar la sección de ayuda de su navegador para saber cómo cambiar la configuración que actualmente emplea.

Aun cuando el usuario configurara su navegador para rechazar todas las “cookies” o rechazara expresamente las “cookies” de FITOSOIL podrá navegar por el Portal con el único inconveniente de no poder disfrutar de las funcionalidades del Portal que requieran la instalación de alguna de ellas. En cualquiera caso, el usuario podrá eliminar las “cookies” implantadas en su disco duro en cualquier momento, siguiendo el procedimiento establecido en la sección de ayuda de su navegador.

Esta página web utiliza Google Analytics, un servicio de análisis de estadísticas web proporcionado por Google, Inc., una compañía de Delaware con sed principal en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View (California), QUE 94043, Estados Unidos (“Google”). Google Analytics utiliza cookies, que son archivos de texto situados en el ordenador del usuario para ayudar al sitio web a analizar el uso que hacen los visitantes de nuestra página. La información que genera la cookie acerca del uso del website (incluyendo su dirección IP) será directamente transmitida y archivada por Google en los servidores de Estados Unidos. Google usará esta información y nos la presentará con el propósito de hacer un seguimiento del uso que se hace de nuestra página web recompilando informes de la actividad del site.

Google podrá transmitir dicha información a terceros cuándo así se lo requiera la legislación, o cuándo terceros procesen la información por cuenta de Google. La política de privacidad de Google pode ser consultada en http://www.google.com/intl/eres/privacypolicy.html.

2. Enlaces

La página corporativa ofrece enlaces la otros Web sites que pueden resultar de su interés. Aunque FITOSOIL trata de asegurar que los web sites de terceros cumplan los estándares adecuados en seguridad, no podemos garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en protección de datos en los mismos.

FITOSOIL no asume ningún tipo de responsabilidad, ni siquiera de forma indirecta o subsidiaria, por los daños y perjuicios de toda clase que pudieran derivarse del acceso, mantenimiento, uso, calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de los contenidos, informaciones, comunicaciones, opiniones, manifestaciones, productos y servicios existentes y ofrecidos en los sitios Web no gestionados por esta administración y que resulten accesibles a través del Portal de FITOSOIL. No obstante, esta administración se encuadra dentro del apartado a) del artículo 17 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), ya que esta administración respecto a enlaces facilitados en el Web, no tienen conocimiento efectivo de que la actividad o la información a la que remite o recomienda es ilícita o lesiona bienes o derechos de un tercero susceptibles de indemnización.

Los pimientos picantes alargan la vida, según un estudio de EEUU

 
La dieta condimentada regularmente con pimientos picantes, también llamados chiles, reduce el riesgo de muerte por ataque cardiaco o infarto cerebral, según un estudio efectuado en Italia y que publica hoy la revista Journal of the American College of Cardiology.
 
«En otras palabras, una persona puede seguir la dieta mediterránea saludable, o alguien puede comer de manera menos saludable, pero para todos, los pimientos picantes tienen un efecto protector», añadió.
 
A lo largo de los siglos los pimientos, en la gran variedad con que se cultivan y se comen en todo el mundo, se han ganado fama por sus presuntas cualidades terapéuticas, atribuida a la presencia en todos ellos de una sustancia conocida como capsaicina.
 
Los pimientos son oriundos de México, de ahí que se les conozca por su nombre en lengua nahuátl «chili» (chile), y han estado presentes en la dieta humana desde unos 7.500 años antes de Cristo, siendo uno de los cultivos más antiguos de América.
 
Los pimientos, que se pueden catalogar desde los más dulces, como el morrón o el piquillo, a los más picantes, como los jalapeños, serranos, poblanos, tabasco o habaneros, son un elementos fundamental en las principales cocinas mundiales, como la mexicana, la peruana, la tailandesa o la india.
 
Esta variedad de hortaliza pasó a ser parte del comercio global desde el siglo XV y actualmente la producción mundial supera los 35 millones de toneladas de chiles verdes y los 4 millones de pimientos desecados.
 
En el estudio encabezado por Bonaccio para el Departamento de Epidemiología y Prevención en Italia, los investigadores examinaron durante ocho años a 22.811 residentes, con una edad promedio de 35 años, de la región de Molise, al sureste de Roma y con costas sobre el mar Adriático.
 
Durante ese período hubo un total de 1.236 muertes en el grupo
 
Comparando sus hábitos dietéticos, los investigadores observaron que en las personas que consumen regularmente pimientos, es decir, al menos cuatro veces o más a la semana, el riesgo de morir por un ataque cardiaco caía en un 40 %, y la reducción del riesgo de muerte por un incidente cerebrovascular era de casi la mitad del resto de las personas estudiadas.
 
«El pimiento picante es un componente fundamental de nuestra cultura culinaria», señaló Licia Iacoviello, directora del Departamento de Epidemiología de la Universid de Varese. «A lo largo de los siglos se han atribuido todo tipo de propiedades benéficas a su consumo, principalmente sobre la base de anécdotas o tradiciones, cuando no la magia», agregó.
 
Pero aplicando el rigor científico sobre la base de evidencias, «tal como ya se ha observado en China y Estados Unidos, sabemos que las varias plantas de la especie capsicum, aunque se consumen de manera diferente en todo el mundo, pueden ejercer una acción protectora para nuestra salud», aseguró Bonaccio.
 
Fuente: fyh.es